hotel de charme au coeur de l'abbaye du tronchet

LA ABADÍA DE TRONCHET AL LADO DEL HOTEL DE L’ABBAYE

La historia de la Abadía de Tronchet

En el siglo XII, un hombre de gran piedad llamado Gaultier vivía como ermitaño en el bosque de Tronchet. Las virtudes y la fe de este hombre atrajeron a muchos fieles y una comunidad de religiosos finalmente se estableció en el lugar. El Senescal de Dol, ansioso por asegurar el futuro y la seguridad de la comunidad decidió construir una iglesia, que se convertiría en la Abadía de Notre-Dame de Tronchet.
Al principio simple priorato, el edificio pronto se convirtió en Abadía y luego albergó muchos religiosos durante siglos.

Arquitectura y jardín de la Abadía

La Abadía de Notre-Dame de Le Tronchet fue reconstruida en el siglo XVII en la colina, ya que permanecia en un terreno pantanoso e insalubre.
La fachada de la Abadía es de estilo clásico, Neo-Griego. La bahía encima de la entrada es un vestigio de la primera iglesia abacial del siglo XII.
La Abadía de Tronchet posee una sola nave, dominada por un campanario. El mobiliario interior es muy sobrio. Todavía hay una lápida que se cree albergaba los panteones destinados a la sepulturas de los abades.
Se puede ver un jardín fuera de la iglesia, donde los monjes cultivaban tanto las verduras como las plantas medicinales que servían a la comunidad, así como a los peregrinos. Este jardín ha sido reconstruido para tratar de dar una idea de los lugares tales como lo eran antes. En el jardín de la Abadía de Notre-Dame de Le Tronchet se añade un pequeño huerto compuesto por especies de árboles locales.